Ante la desenfrenada ola de noticias falsas, las llamadas fake news, el presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó implementar mecanismos para regular a los medios de comunicación y las redes sociales. “No debe haber nada que regule el ejercicio del periodismo y de la comunicación, soy partidario de lo que decían los liberales, la prensa se regula con la prensa”. Señaló también que las redes sociales han permitido que los ciudadanos expresen su opinión permitiéndoles ejercer su derecho de réplica. Recordó que anteriormente la mayoría de los medios eran impulsados por el régimen, “medios que obedecían y callaban”, y a quienes no coincidían con su ideal se les trataba de “irresponsables, rojillos, locos, etc.”.

Aseguró que su gobierno está comprometido con garantizar la libertad y dejar al ciudadano tomar decisiones. Obrador comentó finalmente que en caso de que se difundan noticias falsas, él tiene la responsabilidad de desmentir, pero el que no haya fake news, y calumnia “huele a autoritarismo”.