En general, los ciudadanos tienen una imagen de la inteligencia artificial (IA) que no es real. “Hay una percepción de que esta es mucho más inteligente de lo que es en realidad”, señala el experto David Llorente, quien aseguró que esta no ha nacido para sustituir a los humanos, sino para acompañarlos.

“Es normal que la gente tenga miedo no solo de la IA, sino de cualquier tecnología disruptiva”. Sin embargo, la IA, que ya se usa en la vida cotidiana y a diario, “no es una máquina que pueda hacer cualquier cosa”, declara a Efe Llorente, primer ejecutivo de Narrativa, una empresa que ha diseñado una herramienta capaz de generar contenidos automáticos para los medios de comunicación. Pero esta tecnología, cuya principal limitación es justamente que “no es humana”, lleva ya años en nuestro día a día, insiste, y también se ha colado en los medios de comunicación.

El primero en trabajar con algoritmos fue la agencia estadounidense Associated Press (AP) para publicar resultados trimestrales de empresas; ellos, relata Llorente, fueron los pioneros y ahora medios de comunicación de todo el mundo utilizan la IA para generar de manera automática determinados contenidos. Narrativa acaba de firmar un acuerdo estratégico con la Agencia EFE para pasar a formar parte de la oferta de productos de esta agencia. Gracias a este acuerdo, EFE y Narrativa ya han puesto en marcha nuevos proyectos de contenido automatizado en España, Latinoamérica y Estados Unidos.