El canal ruso de televisión RT y la agencia rusa de noticias Sputnik han sido excluidos de la conferencia sobre libertad de prensa que se celebró hace una semana en Londres, por desempeñar «un papel activo a la hora de propagar desinformación».

Al evento, organizado por el Ministerio británico de Asuntos Exteriores acudieron políticos, académicos, diplomáticos, periodistas y otros ciudadanos. El Ministerio vetó las acreditaciones a los citados medios pero señaló que periodistas «de todas partes del mundo asistirán a la conferencia, incluidos los de ortros medios de Rusia».

Por su parte, la embajada rusa en Reino Unido ha afirmado que esta decisión por parte del Gobierno británico supone una «discriminación directa motivada políticamente». La delegación rusa presentó una queja al Ministerio de Exteriores por su veto a dichos medios y acusó al Reino Unido de perpetrar una «sucia campaña de meses de duración» contra RT.