El célebre dibujante argentino de tiras cómicas Guillermo Mordillo Menéndez ha fallecido a los 86 años en Mallorca, donde tenía una casa y pasaba largas temporadas. El humorista, que continuaba trabajando cada día de manera activa, murió tras encontrarse indispuesto mientras cenaba con su familia en un restaurante próximo a su piso de la localidad turística de Palmanova.

Mordillo nació en Argentina el 4 de agosto de 1932, era hijo de padre extremeño y madre asturiana y logró fama mundial a través de sus tiras de humor mudo. Estaba casado con Amparo Camarasa y tenía dos hijos, Sebastién y Cécile. Residía en Mallorca y en el Principado de Mónaco.

Según fuentes consultadas, el dibujante pasaba “muchos meses” en Mallorca y se encontraba “en plena actividad”; se levantaba por la mañana temprano para trabajar y estaba involucrado en un “montón de proyectos interesantísimos”. Entre los galardones recibidos a lo largo de su extensa carrera figuran el Premio Phoenix de Humor (1973), el Premio Yellow Kid (1974), el Premio Nakanoki (1977), el Cartoonist of the Year del Montreal International Salon of Cartoons (1977) y la Palma de Oro de San Remo.

La infancia de Mordillo transcurrió en el barrio de Villa Pueyrredón, en Buenos Aires. Sus principales aficiones eran el dibujo y el fútbol, y sentía una gran admiración por dos personajes: Buster Keaton y Walt Disney. Mordillo, que egreso de la A los 13 años se decidió a dedicarse al dibujo. Egresó como ilustrador de la Escuela de Periodismo en la capital argentina y sus ilustraciones lo consagraron en la afamada revista París Match que fueron, además, el disparador de una carrera mundial. Sus viñetas también fueron luego reproducidas por la revista alemana Stern y de allí a publicaciones de todo el mundo, incluidas varias revistas de Argentina.