El debate sobre la obligatoriedad de ceder espacios gratuitos para campañas políticas en el país andino se inició cuando los medios de comunicación presentaron “reiteradas denuncias” en las que señalaban que emitir este tipo de publicidad gratuita “reducía sus ingresos en un 30 por ciento”.

Finalmente,  el presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó la Ley 1197, que “elimina la obligatoriedad de los medios de comunicación de difundir propagandas políticas de manera gratuita”. Según se explicó, Morales manifestó que “‘los medios de comunicación son aliados naturales en la defensa de los derechos y las garantías de las personas, sin que deban existir normas que establezcan obligatoriedad alguna para desarrollar tanto información como campañas en cuanto a las leyes que son objeto de modificación’”.